Dos lagos de Guatemala que te encantarán

el

lachua yplnabaj guatemala banco industrial

Si un turista le preguntara a un guatemalteco qué lugares visitar de nuestro hermoso país, probablemente le dará una respuesta con los destinos más populares: La Antigua Guatemala, Panajachel o Tikal, entre los más importantes. Pero la realidad es que existen muchísimos lugares hermosos en lo más recóndito de los bosques y selvas de Guatemala.

Lago Yolnabaj, Huehuetenango

Allá en lo alto de Huehuetenango y muy cerca de la frontera con México, se encuentra un lago entre las montañas. Este lago tiene forma de serpiente, y suele rugir debido a los fuertes vientos que bajan de las laderas y chocan contra él formando un fuerte oleaje. Derivado de esto surge su nombre “Yolnabaj”, una palabra de origen maya-chuj,  lenguaje mayense occidental. “Op”, que significa laguna y “najap” que se traduce como “furiosa” o “brava”. Pero curiosamente en las poblaciones cercanas al lago no se conoce como Yolnabaj, sino como Laguna Brava.

La razón más probable por la que este bello lugar no es muy conocido en Guatemala es por su difícil acceso, y el esfuerzo requerido para poder llegar. Es necesario viajar hasta Huehuetenango, específicamente a la comunidad La Trinidad. Luego, se debe tomar una calle de terracería por lo que es necesario contar con un vehículo apropiado. Este camino despliega bellos paisajes con vivos atardeceres, y con cambios súbitos hacia un clima místico y húmedo. Seguidamente, es turno de hacer una larga caminata de alrededor de 2 horas por senderos, entre milpas y siembras y, por último, en un bosque. Finalmente, se llega al lago, un paraíso natural color turquesa. Un lugar exquisito para disfrutar de la verdadera esencia de la naturaleza.

Laguna de Lachuá, Quiché

Esta es una laguna en medio de la selva del Quiché. Más de 400 especies impresionantes de flora y fauna adornan la experiencia de visitar este hermoso lago. Lachuá es un lago con olor a azufre que da origen a su característico nombre. “Li chuhá”, de origen kekchí que se refiere a “agua fétida”.

La aventura de llegar al lago es algo fantástico. Según cuentan visitantes atrevidos, el trayecto se debe iniciar en Cobán. Se viaja 100 kilómetros hacia Chisec, un municipio al norte de Alta Verapaz. Luego se transitan 90 kilómetros sobre una calle de terracería liviana hasta llegar al destino de los vehículos. A partir de ahí es el turno de una caminata agradable de 4 kilómetros, acompañada de un clima caluroso, pero con la sombra de una variedad de bellos árboles y paisajes. A la mitad del trayecto se arriba a un mirador donde ya puede observarse el lago en medio de una frondosa selva. Dos kilómetros después se llega al hermoso destino, un lugar donde se puede acampar, nadar y pasar un silencioso y merecido descanso.

Para ambos destinos es importante ir bien preparados con alimentos no perecederos, abundante agua, linterna, bolsas de dormir, zapatos cómodos, repelente de mosquitos, kit médico y de primeros auxilios, dinero en efectivo, el vehículo en buen estado y con sus herramientas respectivas y un buen plan de emergencia, en caso de cualquier eventualidad.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s