10 lecciones para sobresalir en tus 30

Chica Banco Industrial

1. Comienza a ahorrar para tu retiro ahora

Ya está muy bien establecido lo importante que es el ahorro. Pero para poder ahorrar también hay que tomar otras decisiones de la mejor manera, para que no afecte esta actividad. Intenta salir de cualquier deuda que tengas. Mantén un fondo de emergencia, ya que tu cuerpo no es el mismo de antes y debes estar preparado para cualquier enfermedad. No inviertas en cosas que no entiendes, cuida el dinero. Y no gastes más de lo que puedes. Compra una casa que esté a tu alcance y cuyas mensualidades no afecten tu presupuesto. Cuidando estos aspectos, podrás ahorrar un poco cada mes y así empezar a crear tu fondo de retiro.

2. Cuida tu salud

Algo que vives escuchando es sobre el cuidado de tu salud. “Cuídate”, “Come bien”, “Haz ejercicio”, todas son frases muy familiares para todos. Pero en realidad, muchos no le prestan la importancia que se merecen y acaban arrepintiéndose de no haberlas ejercido. El problema está en que el cuerpo va dañándose poco a poco en un proceso gradual, y es debido a eso que la persona no se percata y por ende no toma acción. Está bien sabido por la experiencia de otros que el cuerpo pasa su factura en el futuro, de todo lo que le hacemos durante la juventud. Cuídate, come bien y haz ejercicio.

3. No pases tiempo con gente que no te trata bien

La aprobación social en la adolescencia y en tus 20s es muy importante. Tan importante que existe la posibilidad de que hayas cometido algunos errores debido a ello y puedas seguirlos cometiendo en tus 30s. Un claro ejemplo es que por buscar la aprobación de varios, toleramos a gente que no nos hace mucho bien, que inconscientemente nos presiona a hacer cosas que realmente ni nos gustan y perdemos tiempo, energía y dinero en ello. Sé feliz en tu relación amorosa, en tu trabajo, rodéate de personas que te hacen una mejor persona, que sacan lo mejor de ti, que te aceptan y que te aman. Debes abrir bien los ojos y empezar a elegir bien con quién gastar mejor esos valiosos recursos.

4. Sé bueno con la gente que es importante para ti

Perder el tiempo realizando lo que el inciso no. 3 indica, puede distraerte de cuidar las relaciones que realmente valen. En los 30s, generalmente comienzan a ocurrir grandes cosas. Nacimientos, fallecimientos, divorcios, etc. Es por eso que tú debes estar presente en esos momentos difíciles como apoyo para los demás. Debes cuidar a cada una de esas personas que te hacen bien, haciendo lo mismo con ellos: aportándoles un bien a sus vidas. Cuida a tus papás, a tus hermanos, a tu demás familia, a tus amigos y por supuesto a tu pareja e hijos si los tienes. Invierte en ellos, nutre tus relaciones y tendrás el apoyo y compañía que necesitas para toda la vida.

5. No puedes hacer de todo, enfócate en hacer pocas cosas bien

Durante los 20s estamos llenos de sueños y energía. Creemos que tenemos tiempo para hacer de todo y, lamentablemente, llega el momento en que nos damos cuenta que no se pueden hacer muchas cosas bien. El dicho, “el que mucho abarca, poco aprieta”, se aplica a este punto. Durante tus 30s deberás encontrar aquello que puedes hacer bien y enfocarte en eso lo más posible. Elige dos o tres metas entre las que tienes y enfócate. Incluso, si es necesario realizar cambios drásticos, ten el valor y el coraje de hacerlo, siempre y cuando lo planifiques bien.

6. No tengas miedo de tomar riesgos, aún puedes cambiar

Las expectativas sociales que reinan sobre las personas que tienen 30 son un factor determinante para producir parálisis y miedo en ellas. Todos esperan que para tus 30s ya debes tener una carrera estable, una familia feliz y una economía sólida. Aunque es lo ideal, no debe ser necesariamente así. A la vida se viene a ser feliz y si no lo estás, no dudes en tomar acción sin importar la edad que tengas. Cambia de carrera si no te gusta, cambia de profesión si descubres aquello que realmente amas, cambia de hábitos si te atrapó la rutina, arriésgate más, mide tus días según la cantidad de veces que te carcajeaste o sentiste mucha emoción. El objetivo es eliminar la parálisis y el miedo.

7. Debes continuar creciendo y desarrollándote

Mientras que muchas cosas se deterioran con el paso del tiempo hay algo que, si se toman las decisiones acertadas, puede crecer muchísimo y ser el mejor bien que puedas poseer. Eso es tu mente. Invertir en ella es una de las mejores decisiones que puedes hacer. Invierte en educación, asiste a seminarios, obtén algún grado más, asiste a talleres o cursos especiales, recibe terapia, toma clases de meditación, lee muchos libros y busca todo aquello que aporte a tu sabiduría. No dudes en invertir en el bien más valioso que tienes.

8. Nadie sabe lo que está haciendo, así que acostúmbrate

Estés en tus 20s, 30s, 40s o la edad que sea, nadie sabe con certeza qué pasará en el futuro. Puedes intentar controlarlo, pero no lo lograrás. La vida toma su curso y lo único que queda es adaptarnos lo más que podamos y vivirla. Sí puedes tomar medidas de precaución que te ayuden para cualquier eventualidad, y sí puedes tomar acción para que algunas cosas ocurran, pero al final, no lo tienes todo bajo control, así que lo mejor es que te relajes. Nadie sabe con certeza cómo se hace lo que se hace en el momento de vida en el que están. Recuerda que todos somos iguales, vamos descubriendo en el camino las cosas con alguna que otra noción proveniente de historias y consejos.

9. Invierte en tu familia, vale la pena

Ser inmaduro tiene la ventaja de poder culpar a todos y todo por lo que nos pasa. Bienvenido a los 30s, donde sí o sí ya eres dueño de las consecuencias de todo lo que haces. Y muy importante, ya eres dueño del tipo de relaciones que decidas tener. Es un momento de tu vida donde debes comenzar a resolver el pasado, los problemas y las diferencias con tus seres queridos. Es tiempo de tomar la decisión de dejar el orgullo por un lado y adoptar una actitud de obtener soluciones. Las razones por las que ahora peleas parecerán una tontera en el futuro, y es muy probable que sientas un arrepentimiento. Invierte tu tiempo, esfuerzo y todo lo que puedas en tu familia, es una inversión segura que tiene la mejor tasa de retorno.

10. Sé bueno contigo mismo, respétate

Si bien es importante lo que le das al mundo, más importante es lo que te das a ti mismo, porque si tú no estás bien, lo que salga de ti no será tan bueno. Dedícate un tiempo a solas, realiza actividades que realmente disfrutas, sean productivas o no, gasta un poco en ti, cómprate algo que te guste sin culpas, recompensa tu trabajo y esfuerzo, sal de la rutina. Todo ello contribuirá a que seas más feliz. Por ende, lo que le des al mundo será mucho mejor, y lo mejor de todo es que te sentirás bien.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s