Guía para convertirte en una persona madrugadora

Cuenta Chica Banco Industrial

Las ventajas que tiene el aprovechar la mañana tanto para tu vida personal como para tu vida laboral pueden llegar a ser mucho mejores que los “cinco minutitos más” luego del despertador.

Las ventajas que tienen las personas madrugadoras es que rara vez se les escucharás decir que están cansadas, que no pueden concentrarse o que no pueden recordar algunos datos específicos, porque su memoria les ha fallado.

¿Cómo lograrlo?

Si ya has intentado con las apps extremas para madrugar , pero sientes que no tienes resultados, aquí te proponemos algunas estrategias:

  • La razón: más que la intención, el ‘por qué’ levantarse temprano, es el ingrediente fundamental para lograr madrugar. Esto hace que tu cerebro haga una especie de programación con un pensamiento de motivación:
  • Descanso suficiente: las personas productivas no necesitan de despertadores ni señales, pues su cuerpo mismo es el que le indica que ya descansó lo suficiente y que es hora de empezar un nuevo día. Esto implica también contar con las condiciones de sueño adecuadas: no tomar cafeína horas antes de dormir, contar con un ambiente en temperatura adecuada, eliminar por completo las distracciones y aparatos electrónicos.
  • Que entre la luz: Un poco de luz puede ser todo lo que necesitamos para restablecer la actividad del cuerpo. Así, una solución sencilla es mantener las cortinas abiertas desde la noche para que al día siguiente la luz ingrese de forma natural.
  • Mueve el despertador por la habitación: No lo dejes todos los días en el mismo sitio y que sea lo más lejos de la cama posible. Esto obliga a tu cuerpo a estar en movimiento y, con ello, reactivar la energía.
  • Recompénsate: Busca aquellas pequeñas cosas que te hagan sentirte tranquilo, cómodo y feliz por haberlo hecho.
  • Empieza poco a poco: no seas estricto contigo mismo ni pretendas de un día a otro ser totalmente madrugador, empieza dos o tres días a la semana y suba gradualmente. En el transcurso de unas pocas semanas, tu mismo cuerpo será quien te inste a levantarte temprano.
  • El truco del vaso de agua: Después de seis u ocho horas sin agua, su cuerpo puede estar ligeramente deshidratado, lo que puede causar fatiga. El vaso con agua (y si puedes fría, mejor) te ayudará a reactivar su sistema nervioso para ponerlo en total funcionamiento.

Fuente

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s